banner mezclado

 

 

 

 

QUIENES SOMOS
TRABAJO
INICIATIVAS
INVOLÚCRESE
ENLACES
PUBLICACIONES Y ARTÍCULOS
IVESTIGADORES
ARCHIVO
EXTENSIÓN EDUCATIVA
PROYECTOS EN CURSO
REGIONALES
CONTACTO

 

ERGONOMÍA - ERGOSISTEMAS
METEOROLOGÍA
CLIMATOLOGÍA
LEGISLACIÓN AMBIENTAL
LEGISLACIÓN LABORAL
SOCIEDAD - AMBIENTE
SUELO-AGUA-AIRE
CAMBIO CLIMÁTICO
FOTOGRAFÍAS - VIDEOS
FOROS Y ASAMBLEAS
PROGRAMA RADIAL"TRIPALIUM"
BLOGS TEMÁTICOS

 

 

funeat yacimi

 

 

 

 

 

Fotografía del Ex Yacimiento Uranífero Los Gigantes- La cabecera de Cuenca del Río San Antonio Enlace al sitio de fotografía: Club de Planeadores Los Caranchos

 

 

EMBALSE DEL DIQUE SAN ROQUE

PROVINCIA DE CÓRDOBA

LA VIDA ÚTIL DEL EMBALSE DEL DIQUE SAN ROQUE

¡CUANTO TIEMPO! ... ¿CUÁNTO TIEMPO?

Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas?

Mahatma Gandhi

Un embalse es un lago artificial construido para almacenar agua durante la estación lluviosa, y para distribuirla durante la estación seca. El embalse del «lago San Roque» es un reservorio artificial diseñado por el ingeniero Carlos Cassaffousth, junto a otros que coadyuvaron a su realización, como Juan Bialet Massé y Eugenio Dumesnil, que desarrollaron todo aquello que hacía a las cales usadas, así como el desarrollo del proyecto del sistema de riego de los «Altos de Córdoba».


El impulso de su construcción comenzó en el año 1880, y fue -y es considerada- como la obra hidráulica más importante de la ingeniería en toda América. El primer dique San Roque se inauguró oficialmente el 8 de septiembre de 1891.


Desde ese preciso momento en que el Valle donde estaba ubicada la Estancia de Santa Leocadia comenzó a cubrirse de agua, por el cerramiento realizado, no sólo se inició la vida del embalse, que en lo cotidiano denominamos «lago San Roque»; sino también comenzó la cuenta regresiva de su vida útil.

 

Fotografía del Embalse en dirección del propio Dique San Roque

Agradecemos fotografía aérea tomada últimos días de diciembre de 2010, por el Ingeniero Nelson Rivero


Toda obra humana que se construye, se hace con una expectativa de vida en cuanto a su uso. ¿Cuánto tiempo de vida útil le resta al embalse? Pregunta que debiéramos hacernos todos los cordobeses y en especial los que vivimos en este territorio y en esta ciudad de Villa Carlos Paz. Acordamos que hacemos una reflexión sobre lo más cercano, pero esto debe ser extensible a todos los embalses de la provincia y la República Argentina.
¡Cuánto tiempo! En general, un evento cualquiera puede ser descrito por una o más coordenadas espaciales, y una temporal.


También válido para analizar el futuro del embalse. Pero pareciera que esto no tiene importancia. ¡Qué la va a tener! Total, ya se llenó el embalse, también -¿a causa de ello?- se reflotaron los proyectos de acueductos y un «Puerto Madero autóctono». Pareciese que la señal dada durante los últimos tiempos respecto a la vida del reservorio de agua, fue algo para olvidar. Volver a la carga, a la rapiña del bien agua. ¡Qué importa cuánto tiempo le resta al «San Roque»!

 

Imagen de un Embalse cercano a su fin de vida útil. La falta de atención a las Cuencas Madres y al propio reservorio han hecho que la imagen nos muestre un embalse contaminado. La vista nos muestra la proliferación de algas.

Agradecemos fotografía aérea tomada últimos días de diciembre de 2010, por el Ingeniero Nelson Rivero

 


¿Necedad, estupidez, ignorancia, imprudencia (…)? y otras muchas preguntas más de ¿por qué llevar adelante, contra viento y marea, estos proyectos? Bien claro deberíamos tener los que vivimos aquí, en esta ciudad de Villa Carlos Paz, que estamos atados de forma inquebrantable a lo que le ocurra al embalse. Ya sea por falta de lluvias, por lluvias extraordinarias y la misma vida del «cuenco» del San Roque, que es un «espacio y volumen vivo».

 

Otra vista de la eutrofización del Embalse del Dique San Roque

Agradecemos fotografía aérea tomada últimos días de diciembre de 2010, por el Ingeniero Nelson Rivero

 


El espacio quedó claramente patentizado ante la ausencia de lluvias durante largo tiempo. El centro de Villa Carlos Paz, no tuvo «lago» durante el verano. El volumen directamente relacionado a lo anterior. Y la vida del embalse se puede comprobar en el centro con la presencia de algas, la percepción de olores y colores, la mortandad de peces, la contaminación incesante sin solución de continuidad.


¡Cuánto tiempo! de desidia de abandono de las cuencas hidrográficas que proveen del agua a los embalses. ¡Cuánto tiempo! Ya no interesan a los que debieran ocuparse de estas políticas hídricas de Estado los datos meteorológicos, climatológicos, hidrológicos (1), limnológicos (2), etc. ¡Ni hablar de una dependencia provincial que concentre toda la información! Proyectos hemos presentado ante la Legislatura provincial, sin embargo pareciera que es algo sin importancia para que sea tratado.

 

 

Fotografía Juan Carlos A. Paesani (archivo)- Ciudad de Villa Carlos Paz - Provincia de Córdoba - República Argentina - Vista del Embalse del Dique San Roque - La proliferación de Algas en los primeros meses del año 2009, que se se repite en este año 2010 -


¿Para qué sirven? Entre muchísimas cosas, para saber la vida útil de un embalse, fuente de supervivencia de la población de una determinada región; para nuestro caso particular: Córdoba, Gran Córdoba y el valle donde vivimos.


Se habla de dragar los sedimentos del embalse, de construir más diques en la cuenca alta y muchos otros proyectos más. Poco, casi nada, se discute del cuidado de las cuencas madres. Lo que hay que resaltar, es que hay muchos estudios realizados, quizás dispersos; pero desde la política no se las rescata, como tampoco se observan intenciones para convocar a los que entienden sobre las distintas especialidades que hacen al todo, en cuanto a la vida de un embalse. Reservorio que se extinguirá inexorablemente por la inacción de los gobiernos, y por no ser tratada la problemática como de estrategia prioritaria de Estado.

 

 

Fotografía "La Voz del Interior" - Enlace a artículo relacionado


¡Cuánto tiempo! ¿Cuánto tiempo? que no se atiende al ex-yacimiento uranífero sin remediar en la alta cuenca; que no se controla la regulación del pastoreo; a la erosión producida, casualmente por el sobrepastoreo u otras actividades que destruyen la capa de tierra lábil a estos impactos, a la cautela de no propender a cultivos e implantes de especies arbóreas exóticas, etc. Todos estos aspectos de una cuenca hidrográfica están relacionados entre sí; siendo necesaria, imprescindible, una minuciosa planificación si se quiere que los trabajos sean positivos.

 

 

Fotografía Juan Carlos A. Paesani - 23 de Octubre de 2009 - Panorámica del Embalse del dique San Roque - Puede observarse la pronunciada bajante de la cota del lago por la baja pluviosidad - También se comprueba los sedimentos acumulados que le restan la vida útil al Embalse, dado que aportan nutrientes para las algas, además de reducir el volumen del embalse.

 


O nos quedaremos en que todo está solucionado con los «aireadores o difusores de fondo», mientras poco nos interesa el control de los cursos de agua que son portadores de nutrientes para las algas, limo y otros materiales que van disminuyendo la capacidad de embalse. ¿Quién controla el balance de masa y energía de los afluentes?

¡Por favor no dejemos que nos adormezcan con futuros ilusorios! No existen políticas de Estado que contemplen la protección de las cuencas hidrográficas que alimentan a los embalses. Tampoco existen proyecciones certeras de ¡cuánto tiempo de vida le queda al embalse del dique San Roque! Igual para los otros embalses.


Y si en realidad existieran -y nosotros no estuviésemos al tanto de ello- para qué esperar y darlo a conocer a la opinión pública. ¡Cuánto tiempo hace que se necesita saber sobre eso!

 

Fotografía Juan Carlos A. Paesani (archivo 2010)

Durante los primeros meses del año 2010 hasta bien entrado el otoño, la desembocadura del Río San Antonio en el Embalse del Dique San Roque, no sólo estaba contaminado con algas, sino que también proliferaron Plantas Acuáticas que debieron ser removidas.

 


¿O seguiremos con los proyectos de construir «palacios, puertos y acueductos fatuos» que van a morir junto con un «lago» o embalse que hace tiempo comenzó a agonizar, sin que nadie perciba que será -también- la propia muerte del lugar donde vivimos? Algunos embalses tienen proyecciones de vida útil de 50, 100 ó 150 años ¿La proyección de los constructores de los dos diques San Roque habrán sido superadas? Mientras tanto, qué hicimos nosotros para que la vida útil de nuestro «lago» se prolongara, o por lo menos protegiera. Villa Carlos Paz, debe tomar conciencia, de una vez por todas, que es una de las causantes de la disminución de la vida útil del sitio cubierto por las aguas y que es su emblema identificatorio junto a sus sierras y ríos. ¡Qué poco nos interesa el espacio y el ambiente que sostienen a la ciudad!

Título fotografía: "PAREDÓN y DESPUES" Fotografía: La Voz del Interior - Enlace: artículo periodístico


Una vez más, ¿cuánto tiempo resta? ¿Podremos actuar con inteligencia y diligencia? El control de las cuencas hidrográficas requiere de acciones sumarísimas, así como la atención del propio embalse. ¡Políticas sordas! No sirven para nada -en ocasiones- sólo para denostar con apreciaciones insensatas y necias, que hablan de que existen «máquinas de impedir» o que siempre están los «quejosos residuales».

Título fotografía: "AGUA QUE HAS DE BEBER" - Fotografía: La Voz del Interior - Enlace: artículo periodístico


¡Pero los que realmente estemos comprometidos, actuemos con total seguridad y responsabilidad! Si lo que defendemos está como valor superior, a otros que observamos desde las alturas, no nos hagamos problemas, cerremos nuestros oídos a estas apreciaciones que serán conceptuadas con total dureza por las generaciones venideras, porque quedarán claramente juzgados por la historia. Un duro desprecio hacia aquellos que debiendo hacer, nada hicieron, vaya a saber por qué intereses o formas de gobernar, que a la vista contrarían el resguardo de los bienes y los derechos colectivos.


¿Hasta cuándo? ¡Hasta cuándo!


De nosotros depende. El único modo: el compromiso y participación. Si queremos una República, defendamos la Democracia. Allí estaremos todos contenidos y no dejaremos estas cuestiones de vida en manos de irresponsables de turno.

(1) Hidrología: Se denomina hidrología a la ciencia geográfica que se dedica al estudio de la distribución, espacial y temporal, y las propiedades del agua presente en la atmósfera y en la corteza terrestre.
(2) Limnología: La limnología es la rama de la ecología que estudia los ecosistemas acuáticos continentales (lagos, lagunas, ríos, charcas, marismas y estuarios), las interacciones entre los organismos acuáticos y su ambiente, que determinan su distribución y abundancia en dichos ecosistemas.
La Hidrografía es una rama de la Geografía física que se ocupa de la descripción y estudio sistemático de los diferentes cuerpos de agua planetarios, en especial, de las aguas continentales.

ARTÍCULO PUBLICADO EN SEMANARIO BAMBA EN EL AÑO 2010

Artículo relacionado SEMANARIO BAMBA: "PESCADO PODRIDO"

FUNEAT - FUNDACIÓN EDUCACIÓN, AMBIENTE Y TRABAJO
Ing. Juan Carlos A. Paesani

PRESIDENTE
Post Grado Población y Medio Ambiente
http://www.funeat.org.ar/quienessomos.html

 

ARTÍCULO PERIODÍSTICO SOBRE LA SITUACIÓN DEL EMBALSE DEL DIQUE SAN ROQUE


PROSPERI

Carlos Prósperi: El San Roque no servirá ni para postal

sitio: díaadía

28/11/2010

 

A continuación un texto técnico al respecto del tema tratado anteriormente, sobre el Embalse del Dique San Roque


"EMBALSES Y PRESAS


La construcción de presas satisface diversos objetivos. Regula el flujo hídrico, compensando la abundancia de agua en algunas épocas del año con otras de escasas lluvias; al mismo tiempo permite controlar flujos excesivos en épocas excesivamente lluviosas o en zonas de lluvias torrenciales concentradas en pocos meses del año, como en la región de los monzones, y evitar avenidas e inundaciones; hacen habitables llanuras que antes no lo eran. Al capturar agua de escorrentía que de otro modo iría directamente al mar, se aumenta efectivamente la oferta de agua, el relativamente alto nivel de la presa con relación a la llanura permite regar por gravedad, y por cierto, las presas tienen un objetivo importante como generadoras de energía eléctrica.

El sistema de presas más importante del mundo se encuentra en China, donde sólo en los últimos 30 años se han construido 70 000 presas y embalses; si bien en su mayor parte son presas relativamente pequeñas, su capacidad de almacenamiento supera los 300 kilómetros cúbicos. Si el ritmo de construcción continúa, otras 50 000 pequeñas presas se completarán antes de fin de siglo, agregando a la capacidad señalada otros 150 kilómetros cúbicos. China ha enfatizado la construcción de pequeñas presas para reducir costos de construcción y poder hacerlo con tecnologías relativamente sencillas que permiten la incorporación, en su construcción, de las poblaciones locales.

Así pues, Asia tiene el mayor sistema de presas del mundo, lo cual le permite regular el mayor flujo de agua de todos los continentes: 560 kilómetros cúbicos por año. Si bien la mayoría de los grandes ríos asiáticos como el Yangtzé, el Mekong, el Brahmaputra, el Ganges, el Indo o el Irrawaddy han sido, en una u otra forma, explotados mediante presas y embalses, principalmente con fines de riego, se considera que Asia tiene aún un enorme potencial hidroeléctrico.

La construcción de embalses y presas representa inversiones cuantiosas. A comienzos de los ochenta se calculaba que el costo para retener un kilómetro cúbico de agua mediante una presa era de 120 millones de dólares. En esa misma época se calculaba que la renovación de los sistemas de riego deteriorados o dañados, conjuntamente con sus canales de distribución, costaba 680 dólares por hectárea, y si se incorporaban los mecanismos para corregir los niveles de salinización, había que añadir 240 dólares por hectárea. La FAO estimaba que la reconstrucción de un sistema de riego medio, incluyendo el sistema adecuado de drenaje, costaba a comienzos de los ochenta cerca de 3 800 dólares por hectárea, contra 8 000 dólares por hectárea que costaría un sistema nuevo basado en la construcción de una presa.

La construcción de presas y embalses lleva aparejada, sin embargo, la pérdida neta de tierras, a menudo fértiles, que son inundadas por el lago artificial formado por la presa.

La presa sobre el río Volta, en Burkina Faso, terminada en 1974, inundó un área de 85 000 kilómetros cuadrados, desplazando 82 000 personas. La presa de Aswan, en Egipto, cubre 66 000 kilómetros cuadrados y provocó el desplazamiento de 120 000 personas. Salto Grande, en Uruguay y Argentina, formó al concluirse las obras un lago de 78 000 hectáreas con riberas de más de 1 200 kilómetros. El desarrollo de estos esquemas energéticos, se traduce en efectos aun mayores debido al cambio de los microclimas, la alteración de los ciclos hidrológicos, los cambios en las comunidades animales y vegetales, la transformación de un ecosistema fluvial en uno lacustre. En otros casos el desarrollo de estos proyectos ha sido señalado como uno de los factores fundamentales para la propagación de ciertas enfermedades (la esquistosomiasis) o causa del incremento de la actividad sísmica. Todos estos factores se interrelacionan y terminan afectando las características y la disponibilidad de tierras para la producción de alimentos.

Uno de los principales problemas de las presas y embalses es la sedimentación. Los sedimentos son recogidos por el flujo de agua en su recorrido por la cuenca y se mantienen en suspensión mientras el agua está en movimiento, pero tan pronto como el agua deja de fluir y se asienta en el lago artificial, los sedimentos se acumulan en el fondo. Si estos sedimentos no se remueven, la presa termina por colmatarse. Hay soluciones para el colmataje de presas: se puede elevar la presa, dragarla o construir una presa secundaria aguas arriba con el fin específico de capturar los sedimentos, pero todas éstas son soluciones caras. Por otra parte, es preciso tener presente que la mayor parte de los sedimentos arrastrados y que se depositan en la presa, representan tierras erosionadas de la cuenca, es decir, tierra que se pierde por fenómenos de erosión. De allí entonces que, parece obvio, la mejor manera de evitar el colmataje prematuro de presas y embalses es una práctica adecuada de suelos en la cuenca y el control de los procesos de deforestación, muchas veces originados por la propia construcción de la presa, y de la erosión.

Los ejemplos de entarquinamiento de presas son, desgraciadamente, frecuentes: recuérdese que la presa de Ambuklao, al norte de Luzón, vio reducida su vida útil de sesenta años a sólo 32 años debido a la sedimentación originada por la deforestación en la parte alta de la cuenca;14 la erosión y deforestación en los faldeos del Himalaya y la consiguiente sedimentación redujo igualmente la vida útil del proyecto Ram Ganga de 150 a sólo 45 años.15

La década de 1970 presenció en América Latina una fuerte actividad en construcción de embalses y presas, la mayoría para uso energético. Esa actividad disminuyó en los ochenta aun cuando la capacidad de embalse de las nuevas presas es considerablemente mayor. Estas actividades se concentraron en pocos países: Brasil y Argentina concentran 62% y 19%, respectivamente, del total de la capacidad de presas y embalses construidos entre 1970 y 1984.16

El análisis de los sistemas de riego va inevitablemente asociado al de las grandes presas para uso tanto agrícola como energético. El potencial hidroeléctrico de América Latina es de 805 792 megawatts, que corresponde a 35% del total mundial; sin embargo, sólo se utiliza 9.6% de ese total. Este hecho, asociado al alza de los precios del petróleo, explica la tendencia típica de América Latina en la expansión de presas.

La expansión de presas ha resultado, en las últimas dos décadas, en un aumento considerable de disponibilidad de energía hidroeléctrica. La capacidad instalada del potencial hidroenergético regional se incrementó a una tasa anual de 10.2% en los últimos años setenta y de 6.5% entre 1980 y 1987. El porcentaje de energía hidroeléctrica en relación con otras fuentes energéticas se incrementó de 53.9% en 1970 a 60.3% en 1987, al paso que el de energía eléctrica proveniente de plantas térmicas disminuye de 46.1% a 37.3% en el mismo periodo.

La menor actividad en construcción de presas en América Latina se explica por diversos factores: el monto de la inversión y el elevado costo, la situación económica general de la región en la década, la mayor reticencia de los organismos internacionales a financiar estas obras en vista de la materialización de impactos ambientales negativos, que han motivado una fuerte presión de los grupos ambientalistas de todo el mundo.

En México se calculaba en 1980 que la capacidad de almacenamiento de agua en presas y embalses era de 124 700 millones de metros cúbicos, de los cuales 95% correspondía a 59 presas de más de 100 millones de metros cúbicos de capacidad, estando el otro 5% repartido entre 1 250 embalses a lo largo del país. Del total almacenado, 33% se utiliza para regadío, en su mayor parte en el norte y centro del país, y 37% para la generación de energía hidroeléctrica, principalmente en el sur y el sureste; 15% se utiliza para el control de avenidas en épocas de lluvia, y 15% corresponde a capacidad muerta.17

Un fuerte desarrollo de construcción de presas y embalses se realizó en Cuba entre 1960 y 1992, actualmente 1 400 embalses y micropresas permiten almacenar 9 600 millones de metros cúbicos, comparados con 48 millones de metros cúbicos en 1959; paliando uno de los problemas importantes de la isla: la escasez de agua, tanto para riego como para uso humano.

Un problema que enfrentan los embalses y presas de la región es el del acortamiento de su vida útil, fenómeno por lo demás común a la mayoría de las presas del mundo, en especial aquellas construidas en regiones semiáridas o tropicales. La reducción de la vida útil es causada por la acelerada erosión de las cuencas de captación, con lo cual las presas tienden a colmatarse por acumulación de sedimentos a tasas muy superiores a las previstas. El problema es particularmente serio en América Central, donde los ríos son relativamente cortos y los emplazamientos posibles para los embalses, escasos. En estos casos la construcción de presas ha ido asociada a fuertes procesos de deforestación y posterior erosión. En Guatemala la central hidroeléctrica de Pueblo Viejo Quixal enfrenta el riesgo de un próximo colmatamiento, con lo cual dejaría de generar energía. Siempre en Guatemala, el río Montagua ha visto reducida su capacidad de carga en 50% entre 1960 y 1980 debido al fuerte proceso de sedimentación en su cauce. La sedimentación de los lagos Gatun y Alajuela, que proveen energía y permiten operar al Canal de Panamá, es otros de los casos graves resultante de la creciente sedimentación de las presas. Al cumplir diez años, la presa de Achicaya, en Colombia, estaba en tres cuartas partes de su capacidad ocupada con lodo del proceso de erosión.18 Los embalses y presas mexicanos recibían, en 1988, alrededor de 166 millones de toneladas de sedimentos originados por los fenómenos de erosión que afectan al país.

Al margen de los impactos ecológicos, los efectos económicos son también muy serios; así, por ejemplo, se ha calculado que a causa de la sedimentación las pérdidas en la producción de energía hidroeléctrica de una sola planta de Costa Rica oscilan entre 133 millones y 274 millones de dólares al año. "

FUENTE ENTRECOMILLADO: http://www.eurosur.org/medio_ambiente/bif53.htm

 

TEMA RELACIONADO CON LAS ALGAS DEL EMBALSE DEL DIQUE SAN ROQUE

EL CYANONET

 

¿Qué es CYANONET-UNESCO-IHP? / About CYANONET-UNESCO-IHP?

 

 

Imagen google


"CYANONET es una red internacional para la gestión del riesgo de los desarrollos masivos de cianobacterias y sus toxinas en cuerpos de agua. Este proyecto es parte del Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO.

El primer objetivo es llevar a cabo un relevamiento de la situación mundial sobre los datos y materiales disponibles, las necesidades reales y percibidas en relación a:


• La presencia de desarrollos masivos de cianobacterias.
• La presencia de toxinas producidas por las cianobacterias (cianotoxinas).
• Informe de incidentes sobre efectos adversos en la salud (incluyendo casos de estudio).
• Estadísticas y estudios epidemiológicos que asocien poblaciones de cianobacterias, cianotoxinas y salud.
• Impactos negativos de los desarrollos masivos de cianobaterias en aguas para suministro público, en el uso de
los cuerpos de agua y en su estatus ecológico.
• Acciones e instrumentos de gestión para reducir los efectos adversos de los desarrollos masivos de cianobacterias
y las cianotoxinas.
• Materiales educativos, de capacitación y divulgación, prácticas y necesidades.

Esta evaluación no requiere del análisis y muestreo ambiental adicional, por el contrario se focaliza en la información ya disponible o en progreso. La ausencia de datos, políticas o informes será considerada como información “positiva”.
El objetivo a largo plazo de CYANONET es aumentar la concientizacion a través de la diseminación de la información, entrena-mientos, educación y el intercambio de experiencias y mejores practicas."

ENTRECOMILLADO DEL SITIO: INA

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: ENLACE

PRIMERA ETAPA DEL PROYECTO: RESULTADO

PUBLICACIONES: ENLACE

ARCHIVOS DE LA UNESCO: ENLACE

 

 

LAGO SAN ROQUE

EL POR QUÉ OCUPAMOS DOS VECES LA BANCA DEL CIUDADANO EN VILLA CARLOS PAZ

 

FOTOGRAFÍA: Nuestro actual presidente, Ing. Juan Carlos A. Paesani, en ocasión de ocupar la Banca del Ciudadano, en el Concejo de Representantes de la Ciudad de Villa Carlos Paz, el día 30 de Abril de 2009, presentando por segunda vez un proyecto referido a la RESERVA HÍDRICA LOS GIGANTES creada por Ley N° 8941 de la Provincia de Córdoba, sin reglamentar hasta el momento y en donde se encuentra el Ex Yacimiento Uranífero Los Gigantes, que se encuentra sin remediar por parte de la Comisión de Energía Atómica, dentro del llamado PRAMU - Proyecto de Restitución Ambiental de la Minería de Uranio.

 

 

El 30 de Abril de 2009 a las 10:00 Horas, en el Concejo de Representantes de la ciudad de Villa Carlos Paz, Provincia de Córdoba, República Argentina, ocupamos LA BANCA DEL CIUDADANO creada por Ordenanza Nº 4535. Esta Ordenanza permite a cualquier ciudadano residente en la Villa ocupar una banca para presentar en el tiempo de treinta minutos, un proyecto sobre un tema determinado, que luego es evaluado por el Cuerpo Legislativo.

Nosotros ocupamos la BANCA DEL CIUDADANO, por segunda vez y por la misma temática. La Primera ocasión: el 9 de Agosto de 2007. Solicitamos entre otras cosas la ADHESIÓN a las Leyes Provinciales Nº 8941 de creación de la RESERVA HÍDRICA LOS GIGANTES y Nº 8770 RESERVA RECREATIVA NATURAL PROTEGIDA VALLE DEL CÓNDOR. Estas Leyes fueron SANCIONADAS hace aproximadamente una década, sin embargo aún están sin REGLAMENTAR por el Poder Ejecutivo de la Provincia de Córdoba. Sin Reglamentación no hay aplicación práctica de las mismas.

Como consecuencia continúan los impactos en ambas reservas que proveen de agua al Embalse del Dique San Roque. Demás está decir que es una fuente fundamental para Córdoba y Gran Córdoba, donde está establecida la mayor cantidad de población de esta provincia.

En la Reserva Hídrica Los Gigantes, se encuentra el Ex Yacimiento Uranífero del mismo nombre, que se encuentra sin remediar o restituir, dentro del PRAMU - Proyecto de Restitución Ambiental de la Minería de Uranio.

Las colas se encuentran allí en el Macizo de LOS GIGANTES, una serie de pasivos que dejara la explotación por parte de la CNEA - Comisión de Energía Atómica. En el mismo lugar donde están arroyos que dan comienzo a la Cabecera de Cuenca del Río San Antonio. Es por ello que nos preocupamos y ocupamos en distintos ámbitos a los fines de esta situación que pareciera se va a prolongar en el tiempo.

Hemos dicho que la ciudad de Villa Carlos Paz, por cercanía, por Territorialidad y por uso de los bienes ambientales, en su caso particular y esencial: EL AGUA, debía ADHERIR A AMBAS LEYES y comprometerse junto a las otras Comunas y Municipalidades a solicitar al Poder Ejecutivo Provincial la inmediata reglamentación. De idéntica modo a aquellos Legisladores de Punilla que realizaran las acciones que correspondieran al respecto de esta mora. La Carta Orgánica de la ciudad de Villa Carlos Paz explicita que forma parte de un territorio.

Largo sería enumerar el por qué de nuestra solicitud, lucha que venimos haciendo desde hace años. A continuación ponemos a disposición algunas opiniones de investigadores que están relacionadas con lo que hemos llevado al seno del Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz.

La eutrofización de los Lagos no sólo es un problema de Córdoba, sino también de la República Argentina y otros lugares del planeta tierra. La humanidad debe atender al cuidado de las Cuencas Madres que aportan el agua que consuminos todos los días. Pareciera que por el momento, en nuestra provincia, no es un tema de POLÍTICA HÍDRICA DE ESTADO con mayúsculas, atendiendo al historial que marcaron las Ex Direcciones Provinciales de Hidraúlica y la propia Universidad Nacional de Córdoba como formadora de profesionales que dejaron una estela de responsabilidad y cuidado del agua en tiempos pretéritos.

 

NOTA DE LA DIRECCIÓN DE FUNEAT - FUNDACIÓN EDUCACIÓN, AMBIENTE Y TRABAJO

Al día 4 DE ENERO DE 2011 , no hemos recibido ninguna noticia al respecto de los puntos tratados en el Proyecto que presentáramos en dos oportunidades: 9 de agosto de 2007 y 30 de Abril de 2009. Lamentablemente pareciera que no interesa el bien agua, a pesar de la grave sequía que está sufriendo la provincia de Córdoba. Tampoco importaría, por lo que se ve la contaminación de cursos de agua y embalse del Lago San Roque. Se necesitan soluciones de fondo, en base a estudios realizados por científicos y un estuio limnológico confiable que sirva como punto de partida.

Artículo de referencia de enlace externo día 30/10/09:

Crisis hídrica / Cada vez más escasa

El agua bien escaso en Córdoba

Laguna Mar Chiquita- Problemática

Fuente: La Voz del Interior

 

 

BT AMB